Ensalada templada de pimientos del piquillo, gambones y patata

¡Hola a todos! Como cada viernes, hoy os traigo una nueva receta para conquistar a todos estas fiestas que se avecinan con una ensalada la mar de sencilla.

Esta receta está inspirada en una ensalada templada de la carta de uno de mis restaurantes favoritos, Mar Salada en San Juan de la Arena, que tiene una carta maravillosa y una calidad de producto impresionante…¡La tarta de manzana es mi perdición! Ya os hablé de él aquí 

Siguiendo con la receta anterior de pimientos del piquillo asados caseros, podéis usar estos pimientos y el plato será sublime o unos pimientos del piquillo asados ya envasados de muy buena calidad y el plato será también excelente, más rico evidentemente si son caseros, pero si no encuentras estos pimientos frescos o no tienes tiempo de prepararlos, con ellos envasados también vas a tener un plato de rechupete.

Es una receta muy muy sencilla, que debes preparar en el momento y que te aseguro que no van a dejar ni las migas. 

ENSALADA DE PIMIENTOS DEL PIQUILLO, GAMBONES Y PATATA

INGREDIENTES:

250-300 g de pimientos del piquillo asados caseros (o de muy buena calidad ya envasados).

8-10 colas de gambón bien hermosas.

500 g. de patatas.

3 dientes de ajo.

Perejil fresco.

PREPARACIÓN:

Cuece las patatas con la piel en agua abundante hasta que estén tiernas. Pélalas y córtalas en rodajas. Resérvalas y tápalas para que no se sequen.

En una sartén, pon dos-tres cucharadas de aceite de oliva a calentar y mientras tanto pica los tres dientes de ajo en rodajas (después de haberle quitado el germen). Echa el ajo en la sartén y deja que se haga un minuto (ojo que no se queme) y añade los gambones. Cuando ya estén prácticamente listos, añade los pimientos y dale unas vueltas (si tienes jugo de los pimientos asados, añádeselo).

En una fuente, dispón las patatas en una capa y encima vierte los gambones y los pimientos  y todo el jugo que haya soltado. Salpimienta al gusto y añade perejil fresco picado justo en el momento de servirlo.

ACLARACIONES:

  • Puedes tener los pimientos del piquillo ya asados con antelación y congelados. Sólo tienes que sacarlos el día antes a la nevera para que se descongelen  despacio y usarlos al día siguiente cuando estén perfectamente descongelados.
  • Puedes usar colas de gambón congeladas y peladas, para no tener que ponerte a cocer y a pelar y hacer la receta lo más fácil posible.
  • Tienes que prepararla justo antes de servirla para que la patata esté bien rica y calentina. 

 

 

 

 


Tarta de chocolate sin gluten

Esta tarta de chocolate sin gluten os va a encantar a todos, indistintamente de si podéis tomar gluten o no…es uno de los mejores postres que tengo en el blog y que en casa y a todos los sitios que la he llevado ¡Ha volado y ha gustado a todo el mundo!

(más…)


Tostas de aguacate con tomates cherry confitados

¡Lo prometido es deuda! las tostas de aguacate con tomates cherry confitados son uno de mis  desayunos favoritos ¡Lo podría desayunar todos todos los días! Aunque también lo ceno, lo como o lo meriendo…¡Estoy obsesionada con estas tostas!

(más…)


Tomates cherry confitados

¡Aquí tenéis los tomates cherry confitados más ricos del mundo mundial! Como ya os dije en post anteriores de recetas de acompañamiento, hay vida más allá del arroz blanco y las patatas fritas y con la cantidad de verduras que hay en el mercado las posibilidades son infinitas. 

(más…)


Cuñas de calabaza asada superespeciada

¡Hay vida más allá de las patatas fritas y el arroz blanco…esta calabaza superespeciada es el acompañamiento perfecto para pollo asado, filetes de ternera o cerdo a la plancha, cordero o para preparar con pasta, para añadir a una ensalada de patata…¡Es más combinable que un vestido negro!

(más…)


Dulce de manzana casero

¡Ay qué recetón os traigo hoy! La receta del dulce de manzana es una receta muy pero que muy especial para mí…esta receta la preparaba mi bisabuela, luego mi abuela y ahora la preparamos todos los años mi tía, mi madre y yo con las manzanas que nos regalan de casa, eso sí, bajo la supervisión de mi abuela que tiene que darnos el visto bueno. 

(más…)