Albóndigas de atún en salsa de tomate


Estas albóndigas de atún no pueden ser más fáciles y además, son súper sanas. Una receta perfecta para llevar al trabajo, que aunque tengamos que comer fuera de casa, se puede comer sano, como si comiesemos en casa. 

Calientan fenomenal y acompañadas de una ración de arroz blanco o de unas patatas al horno, tienes una comida completa y ¡Riquísima!

ALBÓNDIGAS DE ATÚN EN SALSA DE TOMATE

INGREDIENTES:

3-4 dientes de ajo.

2-3 cucharadas de perejil fresco.

1 kilo y medio de atún fresco sin piel y sin espinas.

1 huevo.

1 cebolla grande.

500 g. de tomate natural triturado.

3-4 tomates secos.

3-4 dátiles sin hueso.

½ cucharada de pimentón dulce.

Sal y pimienta al gusto.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Pica los ajos en daditos muy pequeños y mézclalos con las dos cucharadas de perejil fresco. Reserva.

Pica en dados muy muy pequeños el atún. Mézclalo con el preparado de ajos y déjalo reposar media hora en la nevera. Pica muy fina la cebolla.

Añade el huevo batido al atún y mézclalo todo bien hasta que se forme una pasta manejable

Forma bolitas del tamaño que desees. Cuécelas al vapor (yo utilizo la vaporera de Lékué, cociéndolas durante 1 minuto en tandas de 6 en 6). Si no tuvieses, las puedes freír o cocerlas en un plato hondo tapado en el microondas durante 1 minuto. Tienen que quedar jugosas, sin hacerse del todo. Reserva las albóndigas.

En una cacerola amplia, pon la cebolla picada en trozos pequeños y sofríela con 3-4 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio – bajo hasta que esté bien blandina. Añade el agua que hayan soltado las albóndigas durante la cocción, el vino blanco y deja que se evapore el alcohol. Añade el pimentón y dale unas vueltas rápido para que no se queme.

Añade el tomate triturado, los dátiles troceados y los tomates secos y deja que se cueza lentamente otros 25-30 minutos hasta que la salsa espese un poco. Tritúralo hasta que quede una salsa bien fina.

Vuelca de nuevo en la cazuela la salsa. Añade las albóndigas y cuece todo tapado 5-10 minutos hasta que las albóndigas estén listas y salpimienta al gusto. Ojo que el atún si se cuece mucho tiempo se seca. Cuécelas lo justo para que no estén crudas pero jugosas.

ACLARACIONES:

  • En los ingredientes te pongo de 400 a 600 g. de tomate triturado, dependiendo de la cantidad de salsa que os guste en casa, yo suelo utilizar 600 g., pues a mí me chifla la salsa de tomate.
  • Puedes hacer estas albóndigas también con bonito fresco, merluza, salmón ¡Con lo que más te guste!

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Albóndigas de atún en salsa de tomate

    • Coral Autor

      ¡¡Muchísimas gracias Sara!!En casa nos encantan!! El rollo lo hago más o menos igual que estas albóndigas y para cocinarlo de la forma más sana posible, le doy forma de rollo y lo cuezo también en la vaporera de Lékué hasta que el bonito esté listo, pero jugoso…he probado a hacerlo tb en el horno, pero queda más seco. Prometo receta en cuanto empiece la temporada de bonito!! Un besazo enorme y muchas gracias por tu comentario