Aramar en Luanco


Hoy os traigo otro sitio que no nos puede gustar más. Aramar se encuentra entre Luanco y Candás, en la playa de Antromero. Es un chiriguito a pie de playa con un mobiliario que nos hace sentir como en cualquier terraza de playa de Lanzarote (como bien sabéis, mi hermana Covi vive en Lanzarote y cuando juntamos unos días de descanso ya estamos mirando billetes de avión para irnos ¡Nos encanta!).

RESTAURANTE ARAMAR

PRECIO: 30-35 euros / persona

UBICACIÓN: Luanco

TIPO DE COMIDA: km 0

Además, la cocina de Aramar nos vuelve locos. Tiene una frescura y una calidad de la materia prima que hacía tiempo no encontrábamos (¡Yo ya había perdido la fé por completo en descubrir sitios que nos encantasen para subir al blog! ¡Me estaba volviendo loca buscando!).

Soy una enamorada del tomate, los como a todas horas y aquí he comido uno de los mejores tomates que he comido en mi vida y con la cantidad que como, soy bastante exigente con ellos. Los productos que utilizan para elaborar los platos son de productores locales, basándose en la filosofía de ”km 0”, ósea, comprarle los tomates, la leche, el pescado al señor de la casa de enfrente, al ganadero del pueblo de al lado y al marinero que atraca en el puerto del pueblo.

Tiene una carta corta (ya sabéis que de las cartas largas me fio muy poco…si veo que la carta es larga, ya me da a mí que no voy a comer bien) pero con platos muy bien escogidos y con combinaciones ganadoras (tomate, salmón y aguacate ¡Acierto seguro).

El pan que te ponen está brutal y antes de que lleguen los platos os aseguro que ya os habréis ventilado más de la mitad…un 10 por ellos, por acompañar ese pan con una sal de naranja y un tomate triturado con aceite increíbles…porque a mí cuando me tiran el pan en una cesta y estira más que los chicles de Boomer ya se me quitan las ganas hasta de comer y el pan que te ponen aquí, es para pedir tres o cuatro raciones.

La tarta de queso (que es mi postre favorito y si lo hay en la carta de cualquier restaurante siempre la pido) está realmente buena y además es una presentación muy muy diferente a la habitual, es más una mousse muy muy ligera con helado y una mermelada ¡Ay qué mermelada! ¡Para ponerle un piso!

Os recomiendo que reservéis porque siempre suele estar hasta los topes y sobre todo si está bueno el día.

¡Seguiremos informando!

P.D.: Cada vez está la cosa más complicada lo de ”seguir informando”…nos gustan los sitios con comida fresca, que utilicen productos de la zona, carta pequeña pero con platos sencillos bien escogidos y originales, local sencillo pero con algo especial…y cada vez nos cuesta más dar con restaurantes así…y es que al blog sólo subo los sitios que realmente nos gustan de verdad y a los que nos apetece volver y seguir probando cosas o comer de nuevo platos que nos hayan encantado…así que se admiten y se necesitan sugerencias ¡Por favor, ayudadnos! que seguro vosotros conocéis muchos sitios así…

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *