Arroz con leche sin azúcar


En casa este arroz con leche sin azúcar ¡Vuela! Y no me aborrece nada prepararlo por lo fácil que es. Cada vez añado menos endulzantes y azúcar a los postres, consiguiendo que nos acostumbremos a comerlos cada vez menos dulces y aún así encontrarlos deliciosos.

El sirope de agave es una alternativa fantástica para sustituir el azúcar de los postres, con resultados fantástico para las preparaciones líquidas (como el arroz con leche, las natillas, la crema pastelera). En postres que requieren horneado, como los bizcochos, todavía estoy en fase de pruebas, cada vez con mejores resultados.

Te dejo las dos versiones como en casi todas las recetas que tengo en el blog, tanto a mano como con Thermomix. En la Thermomix esta receta sale fantástica y con muy poco trabajo, dándole una cremosidad y una textura increible. 

ARROZ CON LECHE CREMOSO SIN AZÚCAR

INGREDIENTES:

  • 1050 g. de leche desnatada.
  • 450 g. de leche evaporada.
  • 220 g. de arroz de grano redondo.
  • La piel de 1 limón.
  • 1 palo de canela.
  • 1 pellizco de sal.
  • 100-120 g de sirope de agave (dependiendo de lo dulzones que seáis).

PREPARACIÓN:

THERMOMIX:

Pon la mariposa en las cuchillas y vierte en el vaso la leche, la leche evaporada, el arroz, la piel de limón, la canela y la sal. Programa 45 minutos, 90ºC, velocidad 1.

Añade el sirope de agave y programa 10 minutos, 90ºC, velocidad 1. Retira la piel de limón y el palo de canela y déjalo enfriar en los boles escogidos.

Para servir, espolvorea la superficie con canela y unos frutos rojos.

A MANO:

Calienta la leche en un cazo junto a la leche evaporada. Cuando casi rompa a hervir, retírala del fuego.

Pon en una cacerola grande el arroz y añade la mitad de la leche junto a la cáscara de limón, la canela y una pizca de sal. Pon el fuego a fuego medio-bajo y deja cocer lentamente, removiendo sin parar para que no se agarre al fondo. 

Cuando se esté quedando corto de líquido, añade más leche hasta terminarla, removiendo sin parar. Cuando esté el arroz cocido añade el sirope de agave y remueve. Estará listo cuando se ha consumido la leche, pero está cremoso, sin estar demasiado espeso. Retira la cáscara de limón y el palo de canela y sirve en vasitos individuales o en una fuente grande. 

Para servir, espolvorea la superficie con canela y unos frutos rojos.

ACLARACIONES:

  • Utiliza  arroz de grano redondo para preparar este delicioso postre. 
  • Con las cantidades que te pongo en la receta, salen 5-6 raciones abundantes. 
  • Para los más dulzones igual va corto de azúcar. Prúebalo y añade más sirope de agave hasta encontrarlo en su punto justo de dulzor. 
  • Sírvelo con un buen puñado de frutos rojos y sorprenderás a todos por la combinación.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *