Bizcocho de limón: el definitivo


Tanto a Mr. Fit como a mí nos encantan los cítricos y sobre todo el limón. Lo uso muchísimo para cocinar, siempre estoy exprimiendo limones o rallando la piel… queda bien con prácticamente todo. Durante mucho tiempo, he estado buscando la receta de bizcocho de limón para nosotros perfecta: saborazo a limón, jugoso (pero no con la sensación de estar poco cocido), esponjoso…el bizcocho perfecto de limón.

He perdido la cuenta de las recetas que llevo a mis espaldas, muchas de ellas han acabado directamente en la basura (o estaban pasadas de líquidos y quedaba monísimo por fuera pero crudo por dentro o eran como piedras cuando se enfriaban).

Finalmente para nosotros, la he encontrado. La solución siempre la habia tenido bien a mano, he adaptado un pelín la receta del bizcocho de naranja que publiqué hace tiempo y está tan bueno o más de lo que esperaba conseguir. Si os gusta el limón, hacedlo y si no hacedlo también, que seguro que os gusta, os lo prometo.

BIZCOCHO DE LIMÓN

INGREDIENTES:

1 limón mediano

120 g de azúcar moreno de caña integral.

3 huevos.

80 g de aceite de oliva virgen.

125 g. de yogur (de soja, desnatado, con trozos de fruta, como más te guste).

250 g. de harina de repostería.

10 g. de levadura Royal.

1 pellizco de sal.

GLASEADO:

50 g. de azúcar moreno glas (yo lo hago en la Thermo pero si no tienes, utiliza el normal).

El zumo de medio limón.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Pela la piel del limón sin nada de parte blanca (la parte blanca amarga mucho). Reserva la piel. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado, quita toda la parte blanca que puedas al limón. Pártelo a la mitad y quítale las pepitas. Resérvalo.

Precalienta el horno a 200ºC. Engrasa el molde escogido para hornearlo (yo utilizo uno de plumcake)

Pon en el vaso de la batidora el azúcar, los huevos, la piel del limón y las dos mitades del limón reservadas y bátelo todo hasta que el limón esté bien bien triturado.

Añade el aceite y el yogur y sigue batiendo, hasta que esté todo integrado.

Tamiza la harina junto a la levadura y la sal y añádela al vaso de la batidora. Mézclalo todo bien con ayuda de una espátula de silicona hasta que esté todo integrado.

CON THERMOMIX:

Pela la piel del limón sin nada de parte blanca (la parte blanca amarga mucho). Reserva la piel. Con la ayuda de un cuchillo bien afilado, quita toda la parte blanca que puedas al limón. Pártelo a la mitad y quítale las pepitas. Resérvalo.

Precalienta el horno a 200ºC. Engrasa el molde escogido para hornearlo (yo utilizo uno de plumcake)

Pon en el vaso de la Thermomix  el azúcar, la piel del limón, las dos mitades del limón y los huevos y tritura 3 minutos, 37ºC, velocidad 5.

Añade el aceite y el yogur y mezcla 5 segundos, velocidad 4.

Incorpora la harina, la levadura y la sal y mezcla 15 segundos, velocidad 3.

Vierte la mezcla en el molde. Baja el horno a 180ºC y hornéalo durante 35-45 minutos (hasta que al pincharlo con una brocheta, salga limpia la brocheta).

Deja enfriar dentro del molde 10 minutos y desmóldalo. Déjalo enfriar completamente sobre una rejilla.

GLASEADO:

En un bol mezcla el azúcar glas con el zumo del limón, tiene que quedar la consistencia como la de un yogur. Si te queda muy líquida, añade más azúcar y si está muy sólida, añade más zumo de limón. Vierte sobre el bizcocho cuando esté todavía templado.

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Bizcocho de limón: el definitivo