Boloñesa vegana

Últimamente sólo os subo recetas cargadas de verduras y es que cada vez consumo menos proteínas de origen animal. La carne, como tal, ya sólo la consumo como parte de guisos y siendo un alimento secundario en mis platos, siendo la mayoría siempre frutas, verduras, legumbres y cereales. 

No soy vegetariana, pero intento llevar una alimentación basada en frutas, verduras, cereales y legumbres e intento consumir cada vez menos proteínas de origen animal, que reconozco que me gustan y cuando las tomo me encantan, pero no son algo que tome a diario. Consumo huevos varias veces a la semana, pero la carne la tengo cada vez más olvidada e intento que Mr. Fit cada día coma menos proteínas de origen animal, de las que abusa y mucho. Él no consume tantas verduras como yo, sólo las que yo le camuflo en los guisos y algunos platos pero he conseguido que cada vez consuma menos proteínas de origen animal y él cada vez le gusta más probar nuevos platos y descubrir este mundo de infinitas posibilidades de sabores y de alimentos.

Un plato que se ha convertido ya desde hace un tiempo en un fijo en casa es esta boloñesa vegana, que a mí me encanta y a él más todavía, contando orgulloso a nuestros amigos y familiares que le encanta la soja texturizada y que sabe igual que la carne y yo no puedo estar más orgullosa de él y quererlo más ¡Si cualquier día ya come brócoli! 

BOLOÑESA VEGANA

INGREDIENTES:

250 g soja texturizada de grano fino. 

3 dientes de ajo. 

1600 g de tomate natural triturado.

1/2 cucharadita de pasta de dátiles. 

Oregano, albahaca, sal y pimienta al gusto.

PREPARACIÓN:

Pica los ajos en trozos chiquititos y sofríelos durante 5 minutos hasta que se doren ligeramente.

Añade el tomate natural triturado, la soja texturizada (sin remojar, tal como viene en el envase), la pasta de dátiles y especias al gusto (la albahaca y el orégano le van de maravilla), mézclalo todo bien y deja que se cueza lentamente durante 45 minutos-1 hora. Si se fuese quedando un poco seca, añádele 1/2 vaso de agua de cada vez o más tomate natural triturado y deja que se siga cociendo poco a poco de nuevo, tiene que quedar jugosa, así que es importante que controles la cantidad de líquido cada poco. Debe quedar blandita y con saborazo a salsa de tomate (la soja absorbe fenomenal los sabores).

ACLARACIONES:

  • La soja texturizada la venden ya en muchísimos supermercados, además de tiendas ecológicas. En Mercadona sé que la tienen y está bastante rica, aunque me quedo con la ecológica. Yo no la remojo previamente, ya que añado bastante tomate natural para que absorba todo el sabor del tomate.
  • Puedes utilizar tanto tomate natural triturado envasado como triturar tú mismo los tomates. Si trituras tú los tomates, éstos sueltan más agua e igual tienes que cocer la soja durante más tiempo y añadir una cucharadita más de pasta de dátiles. 
  • Añade las especias que más te gustan a la salsa, el orégano y la albahaca le van fenomenal. 
  • Puedes utilizar esta boloñesa para muchísimas preparaciones. Como más nos gusta es para preparar una lasaña, ni te enteras que no lleva carne de ternera, el sabor es muy muy similar. También la puedes usar para rellenar verduras, como pastel de patata y boloñesa, con pasta ¡Posibilidades infinitas tiene este platazo!
Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.

6 ideas sobre “Boloñesa vegana”