Pequeños cambios para una vida más saludable


 

¡Muy buenas a todos! Por aquí estoy de nuevo…os dejo por aquí una entrada muy sencilla pero que a Coral le sirvió muchísimo para la pérdida de peso y adquisición de hábitos saludables.

He recopilado gestos muy sencillos para el día a día, que va a hacer que junto al deporte y una alimentación saludable consigáis alcanzar ese objetivo de peso que tanto anheláis.

  • Sube y baja siempre por las escaleras, siempre que tu estado de salud te lo permita. Da igual que sea un 1º que un 6º, evita el ascensor lo máximo posible. Si llevas bolsas de la compra, mándalas por el ascensor y tú sube por las escaleras.
  • Mete una botella de agua en el bolso o en tu mochila. Muchas veces tenemos sensación de hambre y en lugar de hambre es sed. En cuanto bebes, ese hambre desaparece así que mantente hidratado todo el día.
  • Mete también en el bolso snacks saludables como barritas energéticas caseras, fruta, frutos secos (las comerciales están cargadas y cargadas de azúcar, fíjate en la etiqueta la próxima vez que vayas al súper) para la merienda y media mañana evitando visitar las máquinas de chuches que normalmente no ofrecen alternativas saludables.
  • Come despacio, mientras masticas posa los cubiertos sobre el plato.
  • Planifica tus comidas y cuando vayas a hacer la compra, hazlo después de haber comido si no irán para la cesta un montón de productos nada saludables.
  • Si tomas café, cambia el azúcar para endulzarlo por canela o intenta ir reduciendo poco a poco la cantidad de azúcar hasta conseguir tomarlo sin azúcar.
  • Evita ir en coche para pequeñas distancias. Si tienes que ir a la farmacia, has quedado con los amigos en una cafetería cercana o al súper, vete caminando.
  • Come al menos 5 raciones de frutas y verduras al día.  En todas las comidas, debes incorporarlas. Son cosas que oimos día tras día a las que hacemos oídos sordos, pero que sabemos que deberíamos hacerlo.
  • Cambia los fritos por el horno, la plancha y el vapor. Y si no te queda más remedio o te apetece, cómelos con moderación.
  • No te atiborres a proteínas e hidratos de carbono  en todas las comidas. Divide tu plato en 4: 2/4 partes de verduras, 1/4 parte de proteínas y el 1/4 restante hidratos de carbono.
  • No te tires a hacer dietas milagro que los milagros a Lourdes. La pérdida de peso requiere constancia, esfuerzo y sacrificio y los atajos sólo llevan a problemas de salud y efecto rebote.
  • Si sales a comer o cenar fuera, escoge siempre las opciones más saludables. Escoge las ensaladas (pídelas sin aliñar y alíñala tú mismo), los pescados y carnes a la plancha, los platos que contengan bastantes verduras en su elaboración (como la menestra).
  • Evita las salsas muy calóricas para aliñar o acompañar tus platos. Salsas como la mayonesa, la salsa césar con las que aliñan muchas ensaladas contienen muchísimas calorías que podrías evitar aliñando tu ensalada simplemente con vinagre, aceite y sal.
  • Recompénsate de vez en cuando. Si has sido constante toda la semana, el domingo cómete ese pastel que tanto te gusta o come ese plato que te encanta y compénsalo con algo de deporte.
  • No te saltes comidas, no sirve de nada y sólo sirve para que llegues a la siguiente comida con más hambre que un león y que ingieras un montón de calorías ”poco saludables”.

Espero que os haya gustado y ¡Hasta la próxima entrada!


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Pequeños cambios para una vida más saludable