El Brunch del EWAN en Salinas


Además de contaros todas las bondades de los productos asturianos, que son y muchas, como os conté en el post de la tabla de quesos asturianos, os voy a subir alguna entrada de restaurantes y sitios cuquis de Asturias en los que pasar un buen rato con familia y amigos.

RESTAURANTE / CAFETERÍA EWAN

PRECIO BRUNCH: 25 euros / persona

UBICACIÓN: Salinas

TIPO DE COMIDA: Desayuno / comida 

Uno de estos sitios que nos gusta mucho es el EWAN en Salinas, en especial su servicio de brunch ¿Y qué es eso del brunch?

Es un neologismo anglosajón, surgido de las palabras breakfast (desayuno) y lunch (comida), siendo una comida realizada por la mañana entre el desayuno y el almuerzo. 

Se sirve los fines de semana y los días festivos. Para acudir, debes reservar con antelación porque suelen tener bastante gente. Un consejo: no desayunes antes porque si quieres comer, te pones las botas.

El brunch consiste en: 

  • Café, infusión o colacao.
  • Zumo de naranja natural, de remolacha y fresa, de espinacas y piña, etc. 
  • Mermeladas y mantequilla.
  • Cava.
  • Bollería: napolitanas, caracolas, cruasanes, cuadrados de brownie, todo en formato mini.
  • Hamburguesas mini de paté de salmón ahumado, crema de foie y carne.
  • Panes variados: bollos normales, integrales, con nueces, rebanadas de pan tostado, pan con aceitunas negras. 
  • Plato de jamón serrano.
  • Tomate triturado y aceite de oliva. 
  • Selección de quesos con dulce de manzana. 
  • Fruta cortada (piña, arándanos, fresas, etc.).
  • Ensalada de marisco. 
  • Huevo benedictine.
  • Gofre con nata montada, crema de Bombón Ferrero Rocher y fresas.

El brunch comienza sobre las 11 y media – doce de la mañana y acaba sobre las dos de la tarde.  Cuando llegas, ya te tienen preparada la mesa con la bollería, los panes, el jamón, tomate y aceite, los quesos, la fruta, las mermeladas y las minihamburguesas. Te ofrecen el zumo de naranja  y el cava y te traen lo que pidas (café, infusión, colacao, etc.). La mesas están decoradas con muy buen gusto y con una vajilla y menaje precioso.

La bollería, por lo menos las veces que nosotros fuimos, estaba recién hecha y eso se agradece, además las mermeladas que ofrecen para acompañar están muy ricas y de sabores originales. 

Los panes están exquisitos, con una variedad muy bien escogida y probablemente, hechos del día.  El plato de jamón está muy rico y  desaparece en un pispás, porque como suele gustar a todo el mundo, vuela (sobre todo si va Mr. Fit ;)). 

En cuanto a los quesos, muy buena selección, pocas variedades y muy bien escogidas, para los que nos gusta el queso un acierto, acompañado de un dulce de manzana muy rico. 

Tras media hora – cuarenta y cinco minutos, te sacan la ensalada. Tras ella, sacan los huevos benedictine y tras éstos el gofre, para el que el hueco ya se hace complicado, después de todo lo anterior. 

El huevo benedictine te lo traen templado y presta mucho, pero yo no soy muy amante de la salsa holandesa y acabo quitando toda la salsa al huevo y armo unos desastres ¡Tremendos! El gofre recién hecho con la crema de Ferrero y las fresas está muy rico (yo lo pido sin nata), aunque después del atracón anterior ya cuesta disfrutarlo.

El precio por persona es de 25 euros, que merece la pena pagar al menos una vez. El sitio está decorado con muy buen gusto, con unas vistas inigualables a la playa de Salinas y el personal es súper amable y resolutivo.

 

¡Seguiremos informando!

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *