Crema de calabacín ligera


Una de mis cremas preferidas para las cenas de diario es esta crema de calabacín ligera…está riquísima y es sanísima, así que compra unos buenos calabacines y a por esta fantástica crema ¡Para que luego digan que comer sano es aburrido!

CREMA DE CALABACÍN

INGREDIENTES:

800 g. de calabacín con piel.

300 g. de agua (dependiendo de cómo te guste de espeso).

20 g. de aceite de oliva.

40 g. de mozzarella o cualquier queso suave que te guste.

1 cucharadita de sal.

2-3 granos de pimienta.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Corta los calabacines en rodajas y agrégalos a una cazuela junto al agua, la sal y la pimienta, cuécelos durante 15-20 minutos a fuego medio hasta que estén tiernos.

Añade el queso y el aceite y tritúralo hasta que quede una crema bien fina.

Rectifica de sal y pimienta al gusto.

CON THERMOMIX:

Añade los calabacines troceados al vaso, el agua, la sal y la pimienta y programa 15 minutos, 100ºC, velocidad 1.

Agrega el aceite y el queso y tritura 1 minuto, velocidad 4-8 progresivamente. Rectifica de sal y pimienta al gusto.

ACLARACIONES:

  • Puedes eliminar el queso si no te gusta, está igual de rica. 
  • Me chiflan los frutos secos, así que se lo añado a todo lo que puedo. Me encanta acompañar esta crema de un puñado de nueces pecanas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *