Dorada al horno


 

Esta receta de dorada al horno es un recetón en toda regla. La saqué de un libro de cocina española hace mucho tiempo y desde que la preparé, se convirtió en un fijo en casa ¡Tiene un saborín! ¡Para mojar pan a lo loco! 

En media hora, preparas esta cena o comida y vas a dejarlos a todos con ganas de repetir ¡Está riquísima! Y más sana ¡Imposible!

DORADA AL HORNO

Para 4 personas

INGREDIENTES:

1 dorada por persona limpia. 

5-6 cabezas de ajo.

5-6 patatas medianas peladas.

1-2  cebollas medianas.

Sal.

20-30 g. de whisky.

1 cucharada de perejil seco o unas hojas picadas de perejil fresco.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Corta la cebolla en juliana y en una cacerola apta para horno (si no dispones de ella, en una sartén), sofríe la cebolla hasta que esté bien blandita unos 10-15 minutos (fuego medio-bajo). Mientras tanto, cuece las patatas hasta que estén bien tiernas. Corta las patatas en rodajas y en la fuente donde vayas a hornear el pescado, pon las patatas en la base, encima la cebolla y encima de ésta, las doradas. 

Dales un golpe seco con un cuchillo a los dientes de ajo y ponlos encima de las patatas y sobre éstas las doradas, vierte el whisky, espolvorea el perejil, sazona de sal y hornea durante 20-25 minutos a 200ºC hasta que estén listas las doradas sin que se sequen demasiado. Si se secan mucho, añade medio vaso de vino blanco. 

ACLARACIONES:

  • El whisky apenas se nota pero le da un saborín a las doradas y a las patatas con cebolla ¡irresistible!
  • Lúcete y compra unas doradas salvajes ¡Ya verás qué diferencia!
  • Puedes añadir también unas tiras de pimiento rojo a la cebolla o de calabacín ¡La verdura que más te guste!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Dorada al horno

  • Sara

    Hola!! Así hago yo prácticamente todo el pescado al horno. Aprovecho la hornada para hacer un plato contundente y único. Tendré que probar con el whisky próximamente!!!!

    • Coral Autor

      ¡Hola Sara! El whisky le da un toquecillo muy muy rico, también yo suelo haer casi siempre el pescad así ¡Está tan tan rico! Y es tan fácil que no merece la pena complicarse mucho. Un abraz