Fin de semana en Fuerteventura – Sol Beach House at Meliá

Para celebrar el cumple de Mr. Fit nos fuimos a pasar el fin de semana a Fuerteventura, isla que Mr. Fit no conocía y en la que yo solo había estado una semana de vacaciones hace ya unos cuantos años. Buscando y rebuscando un regalo original, mi hermana y mi cuñado se les ocurrió regalarle un curso de iniciación al Windsurf, ya que como sabéis él es un apasionado del deporte, así que tenía que buscar un hotel que quedase cerca de alguna escuela que diese cursos de iniciación. 

Y así encontré el hotel ”Sol Beach House at Meliá” en el que se encuentra la escuela ”René Egly”. Ya las fotos del hotel por Internet prometían ¡Parecía súper bonito! El hotel se encuentra en la Playa de Sotavento, muy cerca del pueblo de Costa Calma. Nosotros cogimos el barco desde Lanzarote, en Playa Blanca que llega hasta Corralejo. Si os venís de vacaciones a Lanzarote o a Fuerteventura el barco solo tarda 25 minutos entre un puerto y otro y podéis llevaros el coche en él a cualquiera de las dos islas. Para nosotros, siendo residentes nos salió el billete incluyendo el coche por 37 euros los dos, ida y vuelta. 

En cuanto al hotel, ha abierto hace poco y es de los más bonitos en los que hemos estado. Se encuentra a casi dos horas de Corralejo, distancia a la que nosotros ya no estamos acostumbrados ¡Lanzarote es una maravilla estando todo tan cerquita! Y el alojamiento no es barato, pero ya que era su cumpleaños tenía que estirarme un poquito. Reservé la suite xTRA Beach House Junior Suite con Vistas al Mar ¡Qué preciosidad! Dispone de una bañera preciosa dentro de la habitación y una terraza con unas vistas impresionantes. Desde el hotel, fuimos a visitar Jandía, Costa Calma y a la vuelta, Corralejo para conocer sus preciosas dunas y el paseo marítimo que es súper bonito. 

En el curso de iniciación de Windsurf Mr. Fit la gozó y además la playa en la que lo realizó es preciosa y perfecta para iniciarse en este deporte ¡Ya tiene ganas de repetir! y yo mientras él estaba en el curso, pues pude aprovechar para hacer un montón de fotos por el hotel y por la playa, mientras me daba un buen paseíllo. 

En el hotel, también alquilamos unas bicis y nos fuimos de paseo hasta Costa Calma, aunque el viento no nos ayudó mucho y se hizo bastante durillo el paseo, sobre todo para mí que hacía años que no me subía a una bici ¡Qué oxidada estoy por dios!

Hay un restaurante que os quiero recomendar sí o sí que nos enamoró en Corralejo, se llama Trattoria Nonna Pasqualina y es de los mejores restaurantes de comida italiana que hemos probado ¡Estaba todo riquísimo! Así que en nuestro próximo viaje a la isla volveremos sí o sí. 

Print Friendly, PDF & Email


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: