L’esbardu en Proaza


¿Cómo lleváis este otoño – verano – invierno? ¡Qué locura de tiempo! ¡Y qué poco me cunden los días! Por aquí estamos a tope entre trabajo, cursos, nuevas fotos y recetas y sobre todo toooodo lo que tengo que estudiar (ya os contaré la locura en la que me he metido este año que de aquí a febrero creo que no llego a la treintena con todo lo que tengo por estudiar).

Como meses anteriores, para finalizar este mes de septiembre os traigo una nueva recomendación gastro de un restaurante que descubrimos a principios de verano y cada vez que vamos nos gusta más (y ya van unas cuantas). 

L’esbardu se encuentra en Proaza, un pueblo precioso de la zona centro de Asturias. El restaurante está al final del pueblo con unas vistas maravillosas de toda la zona, a orillas del río Trubia, en una zona muy tranquila. Siempre que hemos ido hemos comida en la terraza que no puede ser más acogedora. 

Tiene una carta amplia de platos sencillos con una carta especial para vegetarianos ma-ra-vi-llo-sa (yo no soy vegetariana, pero me encantan los platos a tope de verduras y todos los que he probado aquí estaban exquisitos) y también con muchas opciones para celiacos.

Es un restaurante de comida casera y tradicional asturiana pero con un toque que la hace especial, con guarniciones diferentes a las convencionales y donde abundan las verduras (en los guisos, en los acompañamientos, en platos principales) y con una carta de postres caseros para perder el sentido (y la talla). 

Los guisos y sobre todo, las fabes con pulpo, el rollo de bonito (de los mejores que he comido y eso que mi abuela lo borda), las ensaladas, las verduras a la plancha, el solomillo de ciervo (que lo acompañan con boniato que está riquísimo), el cabritu, la tarta de avellanas, los helados, la tarta de queso (se nota que soy llambiona ¿eh?)…no hemos probado nada que le podamos poner ni un solo ”pero”, todo nos ha encantado y todos los platos los volveríamos a pedir…y mira que yo soy ”repunantuca”. 

Si os apetece conocerlo (si no lo habéis hecho ya) reservad sí o sí, pues suele estar siempre hasta los topes y si hace mal día, en el comedor tienen muy pocas mesas ¡Ya veréis qué riquísimo está todo! ¡Y a tope de verduras!

¡Seguiremos informando!

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *