Lumaconi rellenos de salsa boloñesa


 

¡Qué ricos están los lumaconi rellenos de boloñesa! El otro día revisando las entradas del blog, me dí cuenta de que no había subido todavía ninguna receta de pasta ¡Con lo que nos gusta en casa! Que se lo digan a Mr. Fit que por un plato de pasta MA-TA. 

Así que rauda y veloz, preparé esta receta que en casa siempre triunfa, parece laboriosa pero es muy muy  fácil. Con la cantidad de salsa boloñesa que os pongo probablemente os sobre, pero podéis aprovecharla en cualquier otro momento y tener una comida o cena solucionada: unas patatas  o unos champiñones rellenos, unas empanadillas, para acompañar otra pasta, lo que se te ocurra. 

Mi hermana el tema ”congelar” lo lleva muy mal, ella no congela nada y se asombra cada vez que le cuento todo lo que congelo: croquetas, pan, caldo, magdalenas, bizcochos, pescado para caldo, verduras troceadas, fruta para batidos…hasta trufas tengo ahora mismo en el congelador por si surge alguna visita de última hora ¡Mi congelador siempre está hasta los topes!

Nos gusta comer bien y de todo en cada comida, así que para poder conseguirlo, el congelar me da la vida…por ejemplo, si nos apetecen unas magdalenas para desayunar, saco las que vayamos a desayunar veinte minutos antes del congelador y casi como recién hechas; estoy a tope con los turnos, pero Mr. Fit anda con ganas de unas patatas rellenas al horno pero apenas tengo tiempo para ponerme a hacer la compra, preparar la salsa y todo el tinglao…saco mi bolsa de salsa boloñesa con dos – tres raciones, la pongo a descongelar el día anterior en la nevera y ya sólo me queda hornear y rellenar las patatas al día siguiente ¡Congelación al poder!

LUMACONI RELLENOS DE BOLOÑESA

INGREDIENTES:

1 kg de ternera picada.

1 cebolla grande.

1 kg de tomate natural triturado.

3-4 tomates secos.

4-5 dátiles sin hueso.

½ cucharada de pimentón dulce.

Sal y pimienta al gusto.

1 paquete de Lumaconi.

Un puñado de albahaca fresca.

PREPARACIÓN:

A MANO:

En una cacerola amplia, pon la cebolla picada en trozos pequeños y sofríela con 3-4 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio – bajo hasta que esté bien blandina. Añade el pimentón y dale unas vueltas rápido para que no se queme.

Añade el tomate triturado, los dátiles troceados y los tomates secos y deja que se cueza lentamente otros 25-30 minutos hasta que la salsa espese un poco. Tritúralo hasta que quede una salsa bien fina.

En una sartén aparte sofríe la carne con un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando esté ya toda lista, añade la salsa de tomate (reserva ½ vaso) y dale unas vueltas para que se impregne todo y quede bien jugosa y hierve unos minutos para que espese. Salpimienta al gusto.

Llena una cacerola bien grande de agua y ponla a hervir. Cuando empiece a hervir, añade los lumaconi y añade un puñado de sal y deja cocer el tiempo indicado por el paquete. Escúrrelos y pásalos por agua fría para que queden bien sueltos.

En una fuente pon una capa de carne boloñesa y vete rellenando cada lumaconi con ayuda de una cuchara  y poniéndolos sobre la capa de boloñesa.

Vierte el ½ vaso de salsa de tomate reservado sobre todos los lumaconi y hornea 20 minutos para que quede la capa de arriba un pelín crujiente y la salsa de tomate se gratine.

Añade unas hojas de albahaca fresca y sirve inmediatamente.

CON THERMOMIX:

Pon en el vaso la cebolla y el aceite y trocea 5 segundos, velocidad 5. A continuación, sofríe 7 minutos, 120ºC, velocidad 1.

Añade el tomate, la sal, los dátiles, los tomates secos y el pimentón. Trocea 15 segundos, velocidad 5. Programa 30 minutos, 100ºC, velocidad 2, poniendo el cestillo en lugar del cubilete.

En una sartén aparte sofríe la carne con un par de cucharadas de aceite de oliva y cuando esté ya toda lista, añade la salsa de tomate (reserva ½ vaso) y dale unas vueltas para que se impregne todo y quede bien jugosa y hierve unos minutos para que espese. Salpimienta al gusto.

Llena una cacerola bien grande de agua y ponla a hervir. Cuando empiece a hervir, añade los lumaconi y añade un puñado de sal y deja cocer el tiempo indicado por el paquete. Escúrrelos y pásalos por agua fría para que queden bien sueltos.

En una fuente pon una capa de carne boloñesa y vete rellenando cada lumaconi con ayuda de una cuchara y poniéndolos sobre la capa de boloñesa.

Vierte el ½ vaso de salsa de tomate reservado sobre todos los lumaconi y hornea 20 minutos para que quede la capa de arriba un pelín crujiente y la salsa de tomate se gratine.

Añade unas hojas de albahaca fresca y sirve inmediatamente.

ACLARACIONES:

  • Si te sobra salsa boloñesa, congela fenomenal y la puedes tener lista para cualquier otro plato que se te ocurra.
  • Los lumaconi los compro de la marca Garofalo, marca de pasta que me recomendó una compañera enfermera veneciana. Para ella, es la mejor marca de pasta que venden aquí en los supermercados.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *