Nachos caseros sin gluten


Menudo recetón que os traigo hoy…cuando probéis estos nachos caseros sin gluten os prometo que no volveréis a comprar los de bolsa ¡Están tremendos!

La receta la he adaptado de uno de los mejores libros que tengo de cocina saludable y es el libro ”Ama, come, vive, brilla” de Elka Mocker, cuyo blog ”Lala Kitchen” siempre me ha encantado y cuyas recetas son infalibles.

No os podéis imaginar el festín que os podéis montar con estos nachos y un hummus casero, guacamole o un buen paté de berenjenas ¡Qué hambre me está entrando mientras os escribo el post!

Os dejo con la receta y acordaos mucho mucho de mí mientras la gozáis untando estos deliciosos nachos en un bol hasta arriba de hummus casero ¡O invitadme! ¡Que hay que compartir!

NACHOS CASEROS SIN GLUTEN

INGREDIENTES:

140 g de harina de maíz.

100 g. de nueces.

40 g. de semillas de sésamo.

60 g de aceite de oliva virgen extra.

1 cucharadita de sal.

120-125 g de agua.

PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 220ºC. Tritura las nueces y las semillas.

Pon en un bol la harina, los frutos secos triturados y la sal y mézclalo todo bien.

Añade el aceite y mezcla de nuevo hasta que quede como migas.

Añade poco a poco el agua, amasándolo todo bien. Haz una bola con la masa.

Divide la masa en dos y mete cada parte entre dos papeles de horno y estira con ayuda de un rodillo de cocina cada parte como un rectángulo bien fino con un grosor de 2mm. Cuando ya esté bien extendida cada parte, retira el papel de arriba de cada parte.

Pon una bandeja de horno debajo de cada papel de hornear con la masa estirada y hornea en la balda del medio, calor arriba y abajo a 200ºC durante 10-12 minutos (hasta que esté un poco dorada). Retira del horno y deja enfriar cada parte. Cuando estén ya fríos, parte en trozos y guárdalos en un tarro de cristal hermético en la despensa.

ACLARACIONES:

  • Se conservan unos cuantos días bien crujientes y ricos (a mi no me han durado más de cinco días).
  • Tienes que controlar tu horno, en mi horno con 12 minutos quedan perfectos pero cada horno es como los hijos, cada uno de su padre y de su madre.
  • Si no te gustan las nueces puedes sustituirlas por almendras o avellanas (ojo al triturarlas que no se te queden como una pasta, tienes que molerlas rápido y en un recipiente bien seco).

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 ideas sobre “Nachos caseros sin gluten