Pasta de dátiles

Este es mi nuevo endulzante favorito desde hace un tiempo, lo uso muchísimo (no os imagináis cuanto) y es de origen natural 100%, sin refinados, sin azúcar y facilísimo de preparar y es que además ¡Endulza muchísimo! He sustituido el azúcar en muchísimas recetas por la pasta de dátiles y no se nota para nada la diferencia. 

Tenía muchísimas ganas de subiros esta receta, que no es ni receta de lo facilísima que es. Sólo triturar y en unos minutos ya tienes el endulzante perfecto para tus batidos, postres o para endulzar un simple yogur ¡Y súper saciante!

Los dátiles los venden en muchísimos supermercados y tiendas ecológicas. Yo los suelo comprar sin hueso ecológicos (los de la marca Rapunzel me encantan), pero podéis comprarlos en rama con hueso y quitárselo vosotros mismo, pues es muy fácil hacerlo. Muchas veces, los compro en rama y son súper jugosos y para la pasta de dátiles quedan también fenomenal. 

La he probado para sustituir el azúcar en preparaciones líquidas como porridge, batidos, la nocilla sin azúcar, mousse de chocolate y la salsa de tomate pero en bizcochos o similar nunca he probado a utilizarlo, por lo que no os puedo decir como queda con esta pasta de dátiles. 

Yo preparo la cantidad justa para un bote de cristal pequeño hermético y me sirve para toda la semana, pues no dura más de 5 o 6 días en la nevera. También podéis preparar la cantidad justa para la receta que vayáis a hacer, ya veréis que a ojo acabáis sabiendo cuántos dátiles necesitáis. Os dejo como yo lo preparo siempre que es súper súper fácil.

PASTA DE DÁTILES

INGREDIENTES:

100 g de dátiles (yo para el bote que hago semanalmente utilizo 9-10 dátiles).

100 g de agua. 

PREPARACIÓN:

En un bol pon los dátiles y cúbrelos con agua caliente. Déjalos reposar 30 minutos. Escurre los dátiles. 

Echa en el vaso de una batidora potente los dátiles y los 100 g de agua y tritura durante unos minutos hasta que se convierta en una pasta. Vas a tener que bajar los restos cada poco hacia el fondo del vaso y triturar de nuevo, así que ármate de paciencia que no te va a llevar más de 5 minutos y merece la pena el resultado. Si estuviese muy espeso, añade un poco más de agua y tritura de nuevo. 

Vierte la pasta en un cazo y caliéntala a fuego medio, mientras no dejas de revolver hasta que espese y se evapore parte del agua (en 5-10 minutos la tendrás lista). Echa la pasta en un bote de cristal hermético y  cuando se enfríe guarda en la nevera para tus recetas favoritas. 

ACLARACIONES:

  • Puedes utilizar la variedad de dátiles que más te guste. Yo he probado la variedad Medjool que son súper dulces y jugosos y la variedad Deglet Nour, un poco menos dulces y jugosos pero también exquisitos.
  • Los venden en tiendas ecológicas y en rama los venden en casi todos los supermercados. Mirad bien las etiquetas y comprad siempre los que no lleven azúcar añadido. 
  • Los dátiles sin hueso debes conservarlos en una bolsa hermética, pues tienden a secarse mucho. Yo los guardo en la nevera en bolsas herméticas. 
Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

4 ideas sobre “Pasta de dátiles”