Patatas asadas rellenas

Uno de los platos más ricos y fáciles, sin apenas trabajo, además de servir como aprovechamiento de otros platos. Las patatas en el horno quedan de cine, aunque es cierto, que requieren cerca de una hora de horno para que queden en su punto, pero merece la pena.

El relleno está de rechupete: te sirve para unas empanadillas, para estas patatas, para acompañar algo de plancha…relleno todoterreno.

PATATAS ASADAS RELLENAS

INGREDIENTES:

2 patatas medianas por persona

Relleno:

1 calabacín  (250 g.)

1 cebolla mediana

4 tomates pera

1 pimiento rojo grande

3 huevos cocidos

Aceite oliva virgen extra.

Sal y pimienta al gusto.

8 cucharadas de queso rallado.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Trocea todas las verduras muy muy finas y sofríe junto a 40-50 g. de aceite de oliva virgen extra hasta que las verduras estén muy muy blandas (35-40 minutos). Reserva.

Cuece los huevos en agua. Cuando se hayan enfriado, pélalos y pícalos muy finos.

Mezcla el huevo cocido con el pisto de verduras y reserva.

Lava bien bajo el grifo las patatas y  sécalas. Envuelve cada patata en papelalbal.

Hornéalos durante 1-1’30 h. a 180-200º en la posición media del horno.

Cuando al pincharlas con un cuchillo éste entre con facilidad hasta el final de la patata, saca las patatas del papel albal y déjalas templar.

Corta la parte de arriba de cada patata y vacíalas con un sacabolas y rellénalas con el pisto reservado.  Espolvorea sobre cada patata el queso rallado.

Llévalas de nuevo al horno durante 15-20 minutos a 180-200º.

CON THERMOMIX:

Trocea todas las verduras en trozos grandes y échalas en el vaso junto a 40 g. de aceite de oliva virgen extra. Pica durante 30 segundos  a velocidad 5. Baja los restos de las verduras al fondo del vaso y programa 40 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1.

Mientras tanto envuelve en papel transparente cada huevo y colócalos en el fondo del Varoma. Cuando queden 20 minutos para acabar el tiempo del pisto, pon el Varoma sobre el vaso. Cuando se haya acabado el tiempo, quita el film trasparente de los huevos y déjalos enfriar. Cuando se hayan enfriado, pélalos y pícalos muy finos.

Mezcla el huevo cocido con el pisto de verduras y reserva.

Lava bien bajo el grifo las patatas y  sécalas. Envuelve cada patata en papel albal.

Hornéalos durante 1-1’30 h. a 180-200º en la posición media del horno.

Cuando al pincharlas con un cuchillo éste entre con facilidad hasta el final de la patata, saca las patatas del papel albal y déjalas templar.

Corta la parte de arriba de cada patata y vacíalas con un sacabolas y rellénalas con el pisto reservado.  Espolvorea sobre cada patata el queso rallado.

Llévalas de nuevo al horno durante 15-20 minutos a 180-200º.

Print Friendly, PDF & Email


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: