Quiche de espárragos verdes y champiñones

Esta quiche de espárragos verdes y champiñones es una auténtica delicia. Fácil a rabiar, puedes prepararla con antelación y darle un toque de horno en el último momento y ya la tendrás como recién hecha. La masa quebrada sí o sí debe de ser casera, si no la tarta pierde toda su gracia y ya no está ni 1/3 de rica que con una buena masa quebrada casera.

Los espárragos verdes frescos y los champiñones deben de ser de la máxima calidad posible. Nosotros los encontramos en el mercado ecológico al que vamos todas las semanas, su precio es un poco carete para los espárragos y para los champis, pero valen cada euro que nos cobran por ellas ¡Están impresionantes!

Puedes sustituir los champis por setas Portobello o por cualquier otra seta que te guste ¡A mí me gustan todas! Y si no encuentras espárragos frescos, comprar unos en conserva de buena calidad. Si los compras en conserva debes tener la precaución de escurrirlos bien para que no fastidien la tarta. 

QUICHE DE ESPÁRRAGOS VERDES Y CHAMPIÑONES

INGREDIENTES:

Para un molde de 20 cm

6 champiñones frescos grandes. 

1 manojo de espárragos frescos verdes. 

1 cebolla morada. 

300 g de leche evaporada. 

3 huevos.

Sal y pimienta. 

MASA QUEBRADA

250 g harina de repostería.

125 g mantequilla.

5 g. de sal fina.

1 yema de huevo.

50 ml. de agua.

PREPARACIÓN:

En un bol grande tamiza la harina y la sal. Añade la mantequilla y mézclalo todo con los dedos. Añade la yema y el agua y forma una bola mezclando rápidamente los ingredientes (si se trabaja demasiado, la pasta quedaría demasiado elástica). En Thermomix, vierte todos los ingredientes en el vaso y mezcla a velocidad 5 hasta que se convierta en migas. 

Aplasta la masa con la mano para que quede homogénea. Pon la masa quebrada sobre el molde donde vayas a hornear la quiche, ajustándola bien a los bordes. Pincha por toda la superficie con un tenedor y guarda en la nevera una -dos horas para que la masa esté bien fría y no se encoja al hornear. 

Corta la cebolla en trozos pequeños, los champiñones en láminas y sofríelo todo junto hasta que todas las verduras estén blanditas. Corta los tallos de los espárragos, cuece dos – tres minutos los espárragos hasta que estén blandos pero que no se deshagan.

Precalienta el horno a 190ºC.  Sobre la masa quebrada, pon un papel de hornear y sobre ésta, pon el peso que utilices normalmente para hornear masas (unos garbanzos cubriendo toda la superficie, bolas de cerámica especiales para hornear). Debes colocar el peso hasta que sobresalga por encima de la masa, para que no se encoja al hornear.  Hornea durante 15 minutos a 190ºC.

Cuando hayan pasado los 15 minutos, coloca con cuidado el molde sobre una rejilla, retira el papel de hornear y el peso que hayas puesto (bolas de cerámica, garbanzos), con mucho cuidado de no quemarte. Mantén el horno a la misma temperatura. Mete la masa de nuevo otros 5 minutos, sin papel, sobre la rejilla. Saca el molde del horno.

Coloca las verduras que habías sofrito sobre la masa quebrada. En un bol, bate la leche evaporada junto a los huevos y salpimienta esta mezcla al gusto (en la Thermomix 10 segundos, velocidad 4). Vierte esta mezcla de huevos y leche evaporada sobre la masa quebrada, coloca los espárragos en la superficie de la quiche y mete al horno sobre la bandeja o sobre la rejilla con cuidado de que no te caiga parte del líquido.

Hornea  a 180-190ºC durante 20 – 25 minutos hasta que esté cuajada la mezcla de huevos (ojo que no se te seque, tiene que quedar ligeramente cremosa).

Saca a templar sobre una rejilla. Puedes servirla tanto caliente como templada, está riquísima de todas las maneras.

ACLARACIONES:

  • Puedes hornearla en cualquier molde que tengas redondo (de cristal, de metal), engrasando bien el molde para desmoldar bien la quiche.
  • La cantidad de huevos y leche evaporada depende también del molde que utilices para hornear. El líquido tiene que llegar justo al borde de la masa o incluso menos para que no se desparrame durante el horneado. Si tu molde es muy grande y alto, añade 1 huevo y 100 g. más de leche evaporada.

Print Friendly, PDF & Email


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: