Cómo usar los moldes de Nordic Ware


¿Conocéis los moldes de Nordic Ware? En este post os cuento todos los consejos que he ido recopilando hasta ahora sobre cómo usar los fantásticos moldes de Nordic Ware.

Los mejores moldes que tengo para hornear bizcochos, con diferencia y mucha, son los que tengo de la marca Nordic Ware. Son fabricados en aluminio antiadherente de muy alta calidad lo que facilita enormemente su desmoldado.  Tienen forma de corona con un cono central que hace que se distribuya el aire caliente durante el horneado, que garantiza una cocción uniforme de los bizcochos ¡Con estos moldes se acabaron los bizcochos ”jorobos”!

Los moldes más famosos de la marca son los de bundt cake, como los que veis en la foto. Estos moldes para bundt, surgen por una petición de un grupo de mujeres al Sr. Dalquist, dueño de la compañía por aquel entonces, para que fabricase moldes similares a los utilizados para hacer un famoso postre aleman. El Sr. Dalquist registró el nombre ”bundt” y accedió a fabricar el molde que solicitaban estas mujeres.

El precio de cada molde ronda los 40 euros y ahora los puedes comprar en un montón de páginas online y en tiendas de repostería y menaje especializado. 

El primero que tuve me lo regalaron mi abuela y mi tia hace unos cuantos años por Navidad y fue el molde Bundt Rosa que me compraron en el Corte Ingles y ya de aquella costaba lo que suele costar ahora, sobre 40 euros. Mi madre se echaba las manos a la cabeza por haberse gastado eso en un molde para bizcochos y es que, comparados con los que venden habitualmente en tiendas de menaje, baratos no son, pero en mi opinión, merece la pena invertir en al menos un molde de estos…si compras más de uno ¡Eso ya es revicio! 😉 ¡Pero es que son tan chulos!

Para usarlos, es importante seguir una serie de consejos y que os dejo a continuación, que he ido recopilando de aquí y de allá todos estos años que los llevo usando y que a mi por lo menos me han facilitado mucho la vida en cuanto a su uso:

  • Cuando vayas a utilizarlo la primera vez y todas las veces siguientes tras su uso debes lavarlo con agua templada y con un poquito de jabón la primera vez. Las veces siguientes, después de hornearlo, mi consejo es que lo rocies con un buen desengrasante, tipo KH7, lo dejes actuar unos minutos y luego lo friegues con agua templada y jabón, sin meter nanas ni estropajo para no fastidiar el antiadherente. 
  • Para engrasárlos, utiliza siempre spray antiadherente. Sólo tienes que rociar el molde y repartirlo bien con un pincel de silicona por todo el molde. Los hay de muchas formas y tamaños y ahora ya los venden en muchas tiendas de repostería. Se desmoldan mucho, muchísimo mejor con este spray que con aceite y harina o mantequilla y harina, os lo digo por experiencia…que más de un bizcocho se me ha roto por no haber utilizado este spray ¡Y menuda rabia que da!

 

  • Las masas de bizcocho para estos moldes deben ser densas para que cojan bien bien la forma del molde, por lo que no debes hornear en ellos masas muy liquidas…al menos cuando yo los he utilizado con masas muy liquidas, no me han quedado como deseaba. 
  • Para verter la masa de bizcocho, la debes verter sólo por un lado y que la preparación se vaya distribuyendo ella sola por el molde (esto evita que se formen burbujas de aire). Pégale un par de golpecitos sobre la encimera justo antes de meterlo a hornear para que se acabe de distribuir bien bien la masa.  No debes llenarlos más de 2/3 de su capacidad para que no te desborde la preparación en el horno ¡Tambien os lo digo por experiencia!…anda que no le tuve que dar luego estropajo al horno, todavía me duele la mano. 
  • Para hornear, se debe hornear a 170-180ºC y suelen requerir de horneado sobre 45-50 minutos. Si no se hornea lo suficiente, el bizcocho no se desmoldará bien. Cuando está listo el bizcocho, éste se suele despegar de las paredes del molde. 
  • Los bizcochos siempre se deben hornear sobre la rejilla del horno para que el cono central que llevan estos moldes haga circular el aire caliente.
  • Cuando ya esté listo, debes poner el molde con el bizcocho sobre una rejilla y esperar 10 minutos DE RELOJ hasta desmoldarlo.
  • Cuando hayan pasado estos 10 minutos, debes darle de nuevo unos golpecitos suaves sobre la encimera ¡No te cargues la encimera! (si no te fías, pon un trapo de cocina sobre ella para evitar disgustos) y menéalo muy suave dentro del molde (¡ojo! no te cargues el bizcocho por hacerle la baticao) y ya lo puedes delmoldar sobre una rejilla. 

Espero que os sirvan estos consejos si ya tenéis un molde de esta marca y si no lo tenéis y os apasiona como a mí el tema ”bizcochos”,  no lo dudéis, merece la pena estirarse un poco ¡No váis a querer otro! 

 

 


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “Cómo usar los moldes de Nordic Ware