Zanahorias asadas con limón y especias

Y sigo con mis recetas de verduras que ya sabéis que nunca me canso de ellas, esta vez un acompañamiento absolutamente delicioso, unas zanahorias asadas con limón y especias que te van a servir para acompañar un millón de platos…que ya os lo he dicho y lo vuelvo a repetir que hay vida más allá de las patatas fritas y el arroz blanco. 

Mr. Fit, como os he contado tantas veces, las verduras las lleva muy pero que muy mal, las come engañado (en potajes que echo un montón y las trituro, en algún bizcocho o postre que disimulen bien el sabor, con cualquier asado que lleve como base cebolla, pimiento y tomate, en empanadas o similar que también les añado un montón de verduras como base, en la salsa de tomate que le echo todo lo que pillo y para de contar, esos son los platos con los que lo puedo engañar) y cuando me ve comer todos estos platos tan ricos, cargados de color, tan frescos se muere de envidia y dice que él siempre come lo mismo…y es que él es de los que no ve más allá de unas patatas fritas o un arroz blanco para acompañar una carne o un pescado y yo venga a comer verduras y verduras ¡Él se lo pierde!

Esta receta es del libro ”La cocina fácil” de Lorraine Pascale que ya sabéis que la admiro muchísimo y que sus recetas siempre son un éxito ¡Vamos con la receta!

ZANAHORIAS ASADAS CON LIMÓN Y ESPECIAS

INGREDIENTES:

1 kg de zanahorias frescas.

Aceite de oliva virgen extra.

Orégano, tomillo, perejil, estragón, romero (lo que más os guste).

La ralladura de 1 limón.

Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Precalienta el horno a 200ºC. Corta los extremos y pela las zanahorias. Si fuesen muy grandes, córtalas del tamaño de un dedo para que se asen bien y queden blanditas en el horno.

Cuece las zanahorias en agua durante 20 minutos hasta que estén casi hechas. Escúrrelas y pásalas a una fuente apta para horno, poniéndolas todas en una sola capa.Impregna bien todas las zanahorias con un buen chorretón de aceite de oliva virgen extra, las especias que más os gusten (sed generosos), sal y pimienta.

Asa en el horno (balda del medio, calor arriba y abajo) durante 35 minutos, añade la ralladura de limón (impregnando bien todas las zanahorias) y asa otros 5-10 minutos más. Saca del horno y revuélvelas bien para que se impregnen de todas las especias y sírvelas.

ACLARACIONES:

  • Lorraine le añade al final de la receta, cuando saca las zanahorias del horno una cucharada de mantequilla y las revuelve bien para que impregnen y se derrita la mantequilla. A mí me gustan así tal cual sin la mantequilla, pero os dejo este truco que usa ella por si os apetece añadírselo.
  • Es una de las recetas que preparo para toda la semana como acompañante o como base de un montón de platos, aguantan perfectamente en la nevera toda la semana. Si las utilizo como acompañante, cuando hago a la plancha carne o pescado, tras sacarlo de la sartén, añado las zanahorias y las sofrío unos minutillos para calentarlas y que queden como recién hechas. 
Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *