Zoodles de calabacín con pesto de rúcula


¡Cómo me gusta preparar estos zoodles de calabacín con pesto de rúcula! Y es que el pesto es tan tan apañado y tan fácil de hacer que merece la pena tener un bote siempre en la nevera para cualquier apaño. 

En la receta de ensalada caprese tenéis la receta que preparo siempre de pesto de albahaca que también está riquísimo. Esta receta  de zoodles te sirve como plato único para las comidas o cenas de la semana pero también como primer plato en cualquier comida familiar ahora que ya empieza el calor. 

ZOODLES DE CALABACÍN, MOZZARELLA Y PESTO DE RÚCULA

INGREDIENTES:

1 puñado de nueces pecanas.

500 g. de calabacín.

1 bola de mozzarella fresca.

2 cucharadas de piel de limón rallado.

4 cucharadas de pesto de rúcula.

Sal y pimienta al gusto.

Un puñado de nueces pecanas.

PREPARACIÓN:

Ralla los calabacines con el espiralizador o si no lo tienes, con un cuchillo en trozos bien finos. Corta la mozarella en rodajas.

En un bol amplio pon los zoodles de calabacín, la piel de limón, las cucharadas de pesto y sal y pimienta al gusto. Mézclalo todo bien y añade unas nueces picadas en trozos grandes justo antes de servirlo. 

ACLARACIONES:

  • Puedes añadirle también zanahoria rallada que está también muy muy rica. 
  • El pesto se conserva bien unos días en la nevera en un tarro hermético.

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *