Albóndigas de pollo con salsa de verduras

Las albóndigas de pollo es una de nuestras comidas favoritas y que además, preparo muy a menudo porque congelan de maravilla. Así que suelo preparar el doble y congelo para tener reservas para las siguientes semanas. Parecen muy laboriosas pero son muy fáciles de preparar. 

La carne de pollo es menos jugosa que la de ternera pero con la miga y el huevo hace que estén más jugosas y tiernas. Es importante que no te pases de tiempo friéndolas para que no se sequen y queden en su punto. 

ALBÓNDIGAS DE POLLO

INGREDIENTES:

1 kg de carne picada de pollo 100%.

2 ajos.

1 manojo de perejil.

1 huevo batido.

1 rebanada grande de miga de pan remojada en leche.

SALSA DE TOMATE:

1 cebolla grande.

1 pimiento rojo.

1 pimiento verde.

3 ajos.

400 g de tomate natural triturado.

100 g de vino blanco.

250 g de champiñones frescos laminados.

100 g de guisantes congelados. 

PREPARACIÓN: 

Pica el perejil muy fino y los ajos. Añádelo a la carne picada de pollo y el huevo batido y mezcla bien. 

Escurre la miga remojada y añádela a la carne picada. Mezcla todo con las manos hasta que se forme una pasta homogénea. Haz bolitas y enharínalas. Puedes freírlas u hornearlas (quedan más jugosas si las fríes, aunque yo las suelo hacer en la freidora de aire). Resérvalas hasta que tengas lista la salsa. 

Para la salsa, en una cacerola amplia (tipo cocotte) pon la cebolla picada en trozos pequeños y los pimientos picados, sofríe la verdura con 3-4 cucharadas de aceite de oliva a fuego medio – bajo hasta que esté bien blandina. Añade los ajos y sofríe. 

Añade el tomate triturado, el vino blanco y deja que se cueza lentamente otros 25-30 minutos hasta que la salsa espese un poco. Tritúralo hasta que quede una salsa bien fina.

PARA PREPARAR LA SALSA EN LA THERMOMIX: pon en el vaso la cebolla, los pimientos y el ajo y el aceite y trocea 5 segundos, velocidad 5. A continuación, sofríe 7 minutos, 120ºC, velocidad 1. Añade el tomate, el vino blanco, sal y pimienta al gusto. Programa 30 minutos, 100ºC, velocidad 2, poniendo el cestillo en lugar del cubilete. Tritúralo hasta que quede una salsa bien fina.

Sofríe los champiñones en la sartén con una cucharada de aceite hasta que estén blanditos. 

Añade la salsa a una cacerola amplia (en la que quepan las albóndigas sin estar unas encima de otras) y cuece unos 10-15 minutos a fuego lento. Añade los champiñones y los guisantes cuando le queden 5 minutos y deja cociendo hasta que estén en su punto.

ACLARACIONES:

  • Puedes sustituir la carne picada de pollo por carne picada de ternera 100%. 
  • Esta salsa de tomate tan rica la puedes también preparar para la salsa boloñesa, para acompañar un arroz blanco, pasta. 
  • Puedes no añadir los champiñones y los guisantes, pero le dan un toque muy rico a las albóndigas.
  • Congelan de maravilla. Cuando las prepares, congela la mitad y las tendrás listas para la siguiente semana. 
Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.