Calamares en su tinta

Esta receta es un clásico en mi casa y de ahí he sacado la receta, haciendo una recopilación de lo mejor de cada receta de mi casa (mis abuelas, mi madre y mis tías siempre los han preparado siempre de maravilla, cada una a su manera y he recopilado en esta lo que me gusta de sus recetas). Es una receta que no pasa de moda y que sólo requiere unos calamares de excelente calidad para que queden blandinos, con saborazo a mar que mezclados con el dulzor de la cebolla y la tinta de calamar hacen una mezcla única. En mi casa, siempre se han comido acompañados de arroz blanco o de unas buenas patatas fritas, no podría decantarme por uno de los dos porque esos dos acompañamientos para los calamares me pirran.

Mi madre le añade a la salsa también aceitunas picadas y unos dados de jamón serrano, le da un toque diferente y para mí, su receta me encanta si me la prepara ella. Ella prepara esta misma receta también con chipirones y queda súper rica, aunque yo si me dan a elegir, me quedo con unos buenos calamares de potera y la salsa clásica con mucha cebolla y bien de tinta de calamar. El toque de brandy lo añadía siempre mi tía Luchi, que cocinaba como los ángeles, le da un plus y hace que estén excepcionales (a ella le salían de rechupete).  

Comprad pan, vais a mojar la salsa sin parar, estáis avisados.

CALAMARES EN SU TINTA

INGREDIENTES:

1 kg de calamares frescos limpios cortados en cuadraditos.

3-4 bolsitas de tinta de calamar.

3 cebollas grandes.

3 dientes de ajo.

100 g de tomate natural triturado.

100 g de vino blanco.

Brandy (opcional).

Caldo de pescado.

Aceite de oliva virgen extra.

1 cayena.

Sal y pimienta.

PREPARACIÓN:

Pica finamente las cebollas y el ajo y sofríe hasta que esté muy blandita la cebolla. Añade el tomate y la sal y deja cocer 5 minutos.

Añade los calamares y dale unas vueltas para que se mezcle con las cebollas y el tomate.

Añade el vino blanco y el brandy y pon a fuego fuerte para que se evapore el alcohol.

Diluye la tinta de calamar en un poco de agua fría, añádela a los calamares  y cubre con medio vaso de caldo de pescado. Cuece a fuego suave hasta que los calamares estén blanditos (media hora por lo menos, dependiendo de la calidad del calamar).

ACLARACIONES: 

  • Puedes preparar esta misma receta con chipirones, queda también muy rica.
  • Los puedes preparar con antelación, al día siguiente están mucho más ricos. 
  • Congelan de maravilla, puedes hacer bastante cantidad y congelar un tupper para tener en la reserva. 
Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.