Croquetas de brócoli

Estas croquetas son mi favoritas junto a las de setas y las de espinacas y pasas (que espero ir publicando poco a poco en la web). Siempre las preparo en la Thermomix, aunque a mano también las he hecho alguna vez, pero en la Thermomix quedan de lujo y sólo mancho el vaso (puntazo a favor de la Thermomix).

Es muy importante a la hora de preparar la bechamel que todos los ingredientes estén a temperatura ambiente y si la leche está fría deberéis templarla antes en el microondas para hacer la bechamel y que coja cuerpo. Si la bechamel os quedase muy líquida, podéis ponerle unos minutillos más o añadirle unas hojas de gelatina hidratadas para que cojan cuerpo cuando enfríen. deben reposar toda la noche en la nevera antes de formarlas. 

CROQUETAS DE BRÓCOLI

INGREDIENTES:

1 brócoli en ramilletes (500 g más o menos).

80 g de aceite de oliva virgen extra.

40 g de cebolla.

2 dientes de ajo.

150 g de harina normal.

800 g de leche entera a temperatura ambiente.

1 pizca de nuez moscada, pimienta, pimentón y jengibre en polvo.

PREPARACIÓN:

Cuece el brócoli hasta que esté tierno. Escúrrelo y déjalo enfriar.

Pon el en el vaso el brócoli y pícalo a velocidad Turbo, 2 segundos. Retira a un bol y resérvalo.

Pon en el vaso el aceite y la cebolla y trocea 2 segundos, velocidad 5, si no estuviese bien picada la cebolla, trocea de nuevo 2 segundos, velocidad 5 hasta que esté a vuestro gusto. Sofríe 3 minutos, 120ºC, velocidad 1.

Añade la harina y sofríe de nuevo 3 minutos, 120ºC, velocidad 2. Baja la harina que quedase sin tostar hacia las cuchillas.

Incorpora la leche y la mitad del brócoli picado y mezcla 10 segundos, velocidad 6.

Programa 8 minutos, 120ºC, velocidad 4.

Deja reposar 5 minutos dentro del vaso. Añade el resto del brócoli y mézclalo con una espátula.

Vierte la bechamel en una fuente de horno humedecida (así no se pega la masa) y déjala entibiar. Cuando esté prácticamente a temperatura ambiente, métela a enfriar envuelta la fuente en film durante 8 horas al menos en el frigorífico.

Saca la masa del frigo y forma las croquetas. Envuélvelas  en una primera capa de pan rallado, luego en huevo batido y después en pan rallado. Déjalas sobre una tabla media hora para que se seque bien el pan rallado. Fríelas en un cazo pequeño con abundante aceite de oliva virgen extra que las cubra por completo y déjalas escurrir sobre un colador de rejilla para que no queden grasientas. 

También las puedes congelar una vez envueltas mediante congelación al descubierto. Para hacerlas, tendrás que descongelarlas antes en la nevera hasta que estén blandinas. 

Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.