La mejor receta de focaccia

Os dejo una nueva receta que es de mis recetas favoritas para hacer de pan. Es muy fácil de hacer aunque veáis mil reposos y queda fenomenal. Además, salen dos focaccias grandes pudiendo congelar una de ellas en trozos para tener siempre reservas. 

La focaccia no solo se come como aperitivo, se aprovecha para pan para bocadillos y os vais a marcar los mejores bocadillos del mundo. Pan súper tierno, sabroso y crujiente. Partís a la mitad el trozo, lo tostáis y os va a enamorar este pan. 

LA MEJOR RECETA DE FOCACCIA

INGREDIENTES (para 2 piezas):

1 kg de harina.

550 g de agua templada.

5 g de levadura seca de panadería o 15 g de levadura fresca de panadería.

20 g de sal.

2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra.

Para añadir antes de hornear: 6 cucharadas de aceite de oliva virgen extra + 6 cucharadas de agua + 1 cucharada de sal. 

PREPARACIÓN:

En un bol, disuelve la levadura con parte del agua. Añade dos cucharadas de harina, 2 cucharadas de aceite de oliva, sal y mezcla. Añade el resto de la harina y el agua, mientras vas amasando la mezcla. Vuelca sobre la mesa y amasa durante 10 minutos hasta que la masa esté bien lisa. 

Deja reposar la masa en un bol tapado hasta que doble su volumen (1ª fermentación).  

Divide la masa en dos y forma dos piezas alargadas y pon sobre dos bandejas de 30×40 cm. Extiende hasta cubrir toda la superficie de la bandeja y deja reposar 30 minutos (2º reposo). 

Hunde la punta de los dedos sobre la masa, formando huellas profundas hasta tocar la bandeja, cubre con las 6 cucharadas de aceite de oliva, el agua y la sal y deja crecer hasta que doble su tamaño (1,5 – 2 horas) (3º reposo). 

Hornea a 200ºC durante 25-30 minutos. 

Compártelo!



Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.