La receta original de falafel con salsa de yogur

Hay recetas que podría hacer una y otra vez y que nunca me cansaría de hacer. El hummus, muhammara, nachos y estos falafel son recetas que preparo y preparo y cada vez me gustan más. Al principio, el falafel y yo no éramos muy amigas, me quedan duros o exceisvamente jugosos, sin mucha chicha y no acababa de darle ese punto tan rico que suelen darle en los restaurantes especializados en este tipo de platos.

Pero, si algo me caracteriza, es lo cabezona que soy y hasta que consigo que me salga algo no paro. Después de muchas, muchas pruebas he conseguido preparar los falafel más jugosos y deliciosos del mundo y muy fáciles. La solución la tenía delante de mis narices y como no podía ser de otra forma, en un libro de Ottolenghi, mi amor platónico en cuanto a cocina se refiere (tengo todos sus libros y sus recetas siempre siempre salen). 

Y para acompañarlos, os he dejado también una receta de salsa de yogur, limón y tahina que está riquísima y súper fresca. Puedes acompañar falafel, aliñar una ensalada, mojar unos gajos de patata al horno ¡Lo que se te ocurra!

LA RECETA ORIGINAL DE FALAFEL CON SALSA DE YOGUR, LIMÓN Y TAHINA

INGREDIENTES:

MASA DE FALAFEL

250 g de garbanzos secos.

80-100 g de cebolla blanca fresca.

1 diente de ajo majado.

2-3 cucharadas de perejil picado fresco, albahaca, cilantro (la que más te guste).

Sal y pimienta al gusto.

1/2 cucharadita de levadura tipo Royal.

1 cucharada y media  rasas de harina de trigo normal.

2-3 cucharadas de agua.

Las especias que te gusten (cardamomo, copos de chile, cilantro, comino).

SALSA DE YOGUR, LIMÓN Y TAHINA

150 g de yogur griego natural.

35 g de tahina.

3-4 cucharadas de zumo de limón.

2 cucharadas de agua.

PREPARACIÓN:

Remoja los garbanzos en agua caliente durante al menos 12 horas (si los dejas más horas, más tiernos te quedarán). Escurre los garbanzos y resérvalos.

Vierte todos los ingredientes en el vaso de la picadora (tipo Thermomix o similar) y vete picando por tandas hasta que quede una masa sin grumos con la que se puedan formar bolitas. Haz la prueba e intenta formar una bolita, apretándola bien para que no se rompa al freir.

Tapa la mezcla y reserva en la nevera durante 1 hora al menos.

Con las manos húmedas, vete formando bolitas de masa, apretándolas bien (de unos 25 g). Calienta un cazo con abundante aceite de oliva virgen extra (que cubra por completo las bolitas) y cuando esté caliente, vete añadiendo las bolitas por tandas. Cógelas con una pinza y añádelas poco a poco al aceite para que no se peguen al fondo. No frías muchas a la vez para que no se enfríe demasiado el aceite y queden bien crujientes.

Fríe durante 3-4 minutos para que queden crujientes por fuera y bien hechas por dentro.

Ponlas sobre un colador para que no queden nada grasientas y sirve inmediatamente.

Para preparar la salsa, sólo tienes que añadirlo todo a un bol y mezclarlo bien con una cuchara hasta que quede una crema homogenea.

ACLARACIONES:

  • Se pueden congelar ya hechos bolitas o fritos. Congelan fenomenal.
  • Quedan riquísimos si los acompañas de una buena ensalada de tomate y aguacate o rellenando un pan de pita con esta salsa y un montón de verduras asadas. 
  • Para sorprender a tus invitados prepara estos falafel junto a una buena ensalada, varios tipos de hummus, baba ganoush, muhammara y sírvelo todo en la misma bandeja. 
Compártelo!


2 thoughts on “La receta original de falafel con salsa de yogur”

  • Lo que te decía Coral, todo un descubrimiento mi niña… Me encanta el falafel.. y me pasa lo mismo que a ti.. cuanto más lo como mas me gusta.. nosotros lo solemos meter en fajitas con ensalada y aguacate, pero próxima vez probaré con tu salsa. Yo he intentado hacerlo en el horno , pero no hay manera de que queden bien. Se quedan todas secas.
    Gracias por compartir estos recetones. Un beso

    • ¡Hola Virginia! 😉 yo no me animaba a prepararlo en casa y desde que lo hice la primera vez ya no lo he comprado mas. En fajitas está riquísimo ¡Qué hambre! La salsa con estas cantidades queda un poco espesa y con saborazo a tahini, para las fajitas puedes dejarla más líquida añadiéndole un poco más de agua o de zumo de limón. Ya me dices qué tal la receta y si os gusta ¡Un millón de gracias por tu comentario! ¡Un abrazo enorme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.


A %d blogueros les gusta esto: