Pan de molde

 

Desde que hice por primera vez el pan de molde en casa, nunca más lo hemos comprado. Hacer pan es un auténtico placer sobre todo por los buenos resultados que da. Esta receta no se tarda nada en hacerla y los resultados son fantásticos. Como tostadas para el desayuno está riquísimo y cualquier sandwich por sencillo que sea con este pan está TREMENDO.

Se conserva bien unos días guardado en una bolsa con zip y también se puede congelar en rebanadas (para tomarlo, sólo tienes que dejarlo descongelar durante 10 minutos en un plato sobre la encimera y ya lo puedes meter en la tostadora para desayunar, comer, merendar o lo que apetezca pan calentín y como recién hecho en un periquete).

PAN DE MOLDE

INGREDIENTES:

300 g de harina de fuerza.

60 g de agua.

120 g de leche entera. 

30 g de mantequilla de muy buena calidad. 

15 g de azúcar.

10 g de sal.

6 g de levadura fresca o 2 g de levadura seca de panadería. 

PREPARACIÓN:

A MANO Y CON THERMOMIX:

Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea y déjala reposar tapada 10 minutos. A los 10 minutos, amásala plegándola y haciéndola rodar (en Thermomix función amasar, 5 minutos, reposo 5 minutos y nuevamente otros 2 minutos de amasado). Déjala fermentar en el bol 1 hora, 1 hora y media hasta que haya hinchado y la presión del dedo deje una pequeña huella. 

Pon la masa sobre la mesa y desgásala aplastándola y dejándola homogénea. Haz un rectángulo con la masa y pliega los bordes derecho e izquierdo (como si fueses a cerrar un libro) y enrolla la masa como un brazo de gitano, creando una espiral tensa y homogénea, sellando bien con la masa cada vez que lo enrolles. 

Deposítala en un molde de plumcake untado con aceite o mantequilla y deja que fermente una hora y media, dos horas hasta que haya doblado con creces su volumen. Precalienta el horno a 220ºC y hornéalo 30 minutos hasta que se haya dorado, saca el pan del molde y ponlo tumbado sobre la rejilla del horno. Hornéalo otros 5 minutos para que se doren los bordes. 

Deja enfriar sobre una rejilla. 

ACLARACIONES:

  • Este pan dura varios días tierno. Cuando se haya enfriado por completo guárdalo en una bolsa de tela o en un paño de algodón en un sitio fresco (la despensa).
  • Lo puedes congelar en rebanadas y sacarlas para desayunar o para los bocatas de la semana.
  • Truco del almendruco: cuando pongas a levar el pan ya sobre el molde, tapa el molde con un gorro de ducha (de los que regalan en los hoteles). Con estos gorros crecen las masas a lo loco. 

Compártelo!



1 thought on “Pan de molde”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.