Tarta de tiramisú asturiano

Probablemente esta tarta de tiramisú asturiana sea mi tarta favorita, además de la tarta de queso, aunque si me dan a escoger probablemente escoja esta. Siempre me ha encantado el tiramisú y hacerlo en formato de tarta me resultaba más cómodo para transportarla si la llevaba de postre a alguna comida o cena.

Poco a poco, fuí probando y reduciendo o aumentando las cantidades de los ingredientes hasta dar con esta receta, por la que me siento muy feliz y orgullosa, para mí es la más rica y cremosa en formato de tarta, si tener que recurrir a gelatina. Al principio, la hacía con mascarpone, hasta que descubrí el afuega’l pitu fresco de La Peñona, nada más que lo probé supe que este queso iba a ser perfecto para esta tarta, así que ahora hago una tarta bien asturiana y para los que nos gusta este queso ¡Espectacular!

 La presentación de la tarta es súper vistosa, la puedes y debes dejar preparada con antelación (está mucho más rica) y vas a sorprender a todos, pues no es la presentación habitual de este rico postre italiano. Para dejar a todos boquiabiertos cuando la presentas a la mesa ¡Perfecta!

TARTA DE TIRAMISÚ ASTURIANA

INGREDIENTES:

CREMA DE QUESO:

1 queso afuega’l pitu fresco (500 g.) o mascarpone. 

250 g. de nata de repostería.

150 g. de azúcar moreno.

5 huevos.

BASE DE BIZCOCHO:

500 g. de bizcochos de soletilla o una plancha de bizcocho genovés casera.

1 vaso de café bien cargado.

PARA DECORAR:

3-4 cucharadas colmadas de cacao.

PREPARACIÓN:

A MANO:

Separa claras y yemas y reserva las claras. Prepara el café y déjalo templar. Si vas a utilizar un molde desmontable, forra la base con papel de hornear.

Bate las yemas con el azúcar durante 7-8 minutos hasta que se forme una crema bien espesa. Añade la nata y bate hasta que esté semimontada. Añade el queso en trozos mientras sigues batiendo, poco a poco hasta que se integre por completo con la crema anterior y no queden grumos. Reserva en la nevera.

Monta las claras reservadas a punto de nieve. Añádelas a la mezcla  de queso reservada en la nevera, con movimientos envolventes con cuidado de que no se baje.

Moja los bizcochos uno a uno en el café y ponlos como base de la tarta. Añade la mitad de la crema cubriendo bien todos los bizcochos.

Añade encima de la crema más bizcochos remojados en café y cubre con la otra mitad de la crema. Deja enfriar en la nevera hasta el día siguiente. Desmolda con cuidado y cuando la vayas a servir, espolvorea la superficie con cacao.

ACLARACIONES:

  • Mi queso favorito de afuega’l pitu freco es el de La Peñona ¡Me encanta!
  • Si el afuega’l pitu fresco te resulta muy fuerte o no te gusta, puedes sustituirlo por queso mascarpone.
  • Utiliza un café bien rico para remojar los bizcochos o la plancha de bizcocho genovés.
Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.