Tofu al horno

 

Y aquí una de las recetas, por no decir la que más me ha facilitado cambiar a una dieta vegetariana sin echar de menos ni la carne ni el pescado. El tofu al horno es un habitual en mis recetas semanales y cada dos-tres semanas me preparo un paquete cortado en dados para añadírselo a mis ensaladas o como topping de la crema de la cena. 

Fácil a rabiar, sólo tienes que darle un poco de chispa con las especias y añadirle a tu gusto…las cantidades que os he dejado es una aproximación de las que suelo añadir habitualmente, aunque hay veces que me emociono y añado todo lo que pillo por la despensa. Esta receta ha hecho que adore el tofu (hasta que la probé no me hacía gracia ninguna) y desde entonces ¡Me lo comería a todas horas!

Cuando lo saco del horno, lo empiezo a picotear y si me descuido ¡Me como media bandeja! ¡Qué vicio! Aguanta en perfecto estado 1 semana en la nevera en un tarro de cristal y para recalentarlo, puedes pasarlo por la sartén, ponerlo al horno otros 5 minutos o calentarlo simplemente en el microondas (así no te quedará tan crujiente pero está rico). Es el topping perfecto para las cremas o para darle un poco de gracia a cualquier ensalada aburrida. 

TOFU AL HORNO

INGREDIENTES

400 g de tofu firme.

2 cucharadas de tamari o salsa de soja.

Especias: 1 cucharada de pimentón dulce, 1/2 cucharada de comino, 1/2 cucharada de cúrcuma, 1 cucharada de albahaca seca, 1 cucharada de orégano seco, 1/2 cucharada de nuez moscada. 

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN

Precalienta el horno a 200ºC. Corta el tofu en dados. Pon en un plato los dados de tofu y el resto de ingredientes al gusto e impregna bien todos los dados.

Hornea a 180-200ºC calor arriba y abajo durante 15-20 minutos hasta que estén los dados crujientes y mucho más dorados. Deja que se enfríen en la bandeja del horno y cuando ya estén fríos, guarda en un tarro hermético

ACLARACIONES:

  • El tofu que más me gusta por ahora es el que venden en el LIDL ecológico.
  • Para conservarlo, lo guardo en un tarro de cristal en la nevera y para recalentarlo lo paso unos minutitos de nuevo por la sartén para que siga crujiente. 
  • Dura en perfecto estado 1 semana en la nevera bien conservado.
  • Puedes utilizarlo para multitud de platos: pasta, como topping para unas tostas, sopas, ensalada. 
Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.