Tomates secos en aceite de oliva virgen extra

Los tomates secos en aceite de oliva son una auténtica delicia. Yo ya estaba cansada de comprarlos ya listos en el súper a unos precios desorbitados y con aceites de calidad más que dudosa, así que me lancé a prepararlos yo en casa y ¡Qué maravilla! Son súper fáciles de preparar y no hay color. 

Es una conserva fantástica para regalar a un compromiso, añadiendo la receta al tarro y quedar de maravilla sabiendo que les van a gustar al 100%. Son mi receta infalible para preparar el pesto rojo y que quede de 5 estrellas. También son el comodín perfecto para una focaccia, una pizza o un buen plato de pasta.

Ahora que el verano va tocando su fin, yo voy haciendo mi despensa para el invierno, como los osos, para que no me falte de nada y estos tomates son imprescindibles ya en mi despensa. 

TOMATES SECOS EN ACEITE DE OLIVA VIRGEN EXTRA

INGREDIENTES:

250 g  de tomates secos.

Una cabeza de ajos. 

Unas ramas de tomillo y orégano seco.

Aceite de oliva virgen extra.

PREPARACIÓN: 

Pon en una cacerola agua abundante a hervir y un chorrin de vinagre (en mi caso, utilizo de manzana). Cuando hierva a borbotones, retírala del fuego y vierte los tomates secos sobre el agua. Deja que se rehidraten en el agua de 30 minutos a 1 hora. 

Cuando ya estén rehidratados, escúrrelos sobre un colador y viértelos sobre un trapo de algodón limpio para escurrir el máximo posible de agua (deben quedar lo más secos posible). 

Esteriliza al baño María el tarro hermético donde los vayas a guardar (este paso es muy muy importante para que te duren en perfectas condiciones unas cuantas semanas). 

Pela los ajos y dales un golpe seco con el cuchillo para que se queden blanditos. 

En el tarro ya seco y esterilizado pon una capa de tomates, una capa de ajos y tomillo y orégano seco y cubre con aceite. De nuevo, una capa de tomates, ajos, tomillo y orégano seco y cubre de nuevo con aceite hasta que estén completamente cubiertos y hayas acabado los tomates.

Guarda el tarro en una zona oscura y aireada de tu despensa y espera dos días para consumirlos para que ya han cogido saborazo. 

ACLARACIONES:

  • Compra los mejores tomates secos que encuentres. Ya que te vas poner a preparar esta conserva tan rica, merece la pena que utilices la mejor materia prima. En tiendas gourmet se encuentran tomates secos muy decentes.
  • Utiliza aceite de oliva virgen extra, este ingrediente es fundamental e innegogiable para que los tomates queden perfectos. Cuando acabes los tomates, este aceite lo puedes y debes reutilizar para aromatizar panes, una ensalada, un hummus, pesto ¡Lo que se te ocurra!
  • A mí no me han durado más de dos semanas porque me chiflan, así que no te puedo indicar cómo duran más allá de dos semanas.
  • Es un ingrediente perfecto para las focaccias, los pestos, las pizzas, la pasta, las ensaladas ¡Una maravilla!
  • Es muy importante que escurras bien los tomates y que esterilices el tarro donde lo vas a guardar. Sería una faena tremenda después de todo el esfuerzo y la materia prima utilizada (que no es barata) que se te echen a perder por tener ”amiguitos”. 

Receta inspirada en la entrada ”Cómo preparar tomates secos en aceite” del blog ”Sweet and Sour”. 

Compártelo!


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.